• Judit Elek Photography

¿Cuánto dura una sesión de recién nacido?

Un bebé de pocos días de nacido obviamente no puede comunicarnos aún mucho. Si todo está bien, está tranquilo y si tiene algún tipo de incomodidad, llora.

En una sesión de fotos la prioridad siempre es el bienestar y la seguridad del bebé.


Las fotos por supuesto se toman en estos momentos cuando el bebé se siente bien, esta cómodo, tranquilo y/o dormido. Buscamos el mejor horario/tiempo para crear fotografías muy puntuales que refleja belleza, paz, tranquilidad, cierta perfección.


Nuestros días no son iguales y los días de los bebés recién nacidos no son diferentes. Hay días que se despierten de buen humor y hay días que están cansados e irritables. Hay días que están muy inquietos, pero también hay días que ni para comer quieren despertarse.

Ni mencionar los días de cólicos y reflujos o los días de brotes de crecimiento que son bastante complicados para ellos.

¡Por eso una sesión de estas requiere tremenda paciencia!


Cada sesión se empieza con una comida completa que en teoría nos ayuda a poner al bebé a dormir. Si el sueño no viene inmediatamente, por supuesto tenemos que esperar.

Hay ciertos trucos que ayudan a tranquilizar al bebé en una sesión: el calor, las técnicas de envuelto (wrapping) y el ruido blanco (white noise).


En cuanto el bebé se tranquiliza y está a punto de dormir, empieza la sesión con los primeros poses y accesorios, con la primera ‘escena’.


Si el bebé esta alimentado con leche materna, normalmente tenemos menos tiempo para las fotos hasta que se despierte otra vez por comida que cuando esta alimentado con formula.

Es un factor importante para saber cuántas poses probablemente se pueda hacer con el modelo hasta a la próxima pausa.


¡En cualquier momento que el bebé pida comida o cambio de pañal, hay que atenderlo de inmediato! Ellos solitos van a poner alto a las fotos y van a exigir a ser atendidos.


Durante el flujo de trabajo encontramos varias poses, escenas planeadas, accesorios que utilizamos para fotografiar a los pequeñitos. Aunque cada accesorio y escena están acondicionados de una manera cómoda para ellos, puede ser que ellos encuentran algo frustrante y con un llanto nos señalen que no van a cooperar, no tendremos ‘la foto’. Siempre hay que respetar su decisión.

Por ejemplo, no a todos los bebés les van a gustar estar acostados en panza.

Hay bebés a cuales no les gusta estar sin ropa y a otros que no les gusta estar envueltos.

Hay bebés que no toleran accesorios de cabeza como gorritos o tiaras.


Hay que poner mucha atención al comportamiento de los bebés, a sus preferencias y a las señales que nos dan durante las fotos.

En las sesiones de foto los bebés son nuestros ‘jefes’. Ellos marcan el ritmo. Ellos definen la sesión.


A veces una sola pose nos puede tomar 20 minutos o más, mientras hay bebés que nos permiten múltiples poses y distintas fotos en 20 minutos.


Es difícil predecir cuanto puede durar el photoshoot.

Pueden variar entre 2-3 horas, pero si nuestro modelito se despierta frecuentemente o tiene que comer más de lo normal, se puede alargar la sesión hasta 4 horas.


¡Definitivamente vale todo el tiempo, esfuerzo y paciencia que nuestros modelitos requieren por las fotos más hermosas!


*reserva tu sesión durante el embarazo para asegurar disponibilidad

GRACIAS

Por tu interés en mi trabajo.
Estaría encantada de darte más información acerca de mis paquetes.
Aceptamos pagos con 

2020 @ by Judit Elek Photography, Ciudad de México 

Fotógrafa Profesional de Retrato y Eventos Sociales

Agradecemos por los textos a Edgar Flores, Escritor: www.linkedin.com/in/edgarfloreslopez

Todos los derechos reservados.

Aviso de Privacidad